Auroras Boreales por tu cuenta en Noruega

Siempre que planeamos nuestros viajes, nos damos a la tarea de investigar mucho. Leer blogs, buscar información y buscar toda la información posible para sacarle el máximo potencial a nuestro viaje y asegurarnos de conocer lo más chiva. No fue la excepción para nuestro viaje por Europa, y gracias a eso, nos dimos cuenta que viajábamos en la época en la que mejor se ven las Auroras Boreales. Las auroras boreales son un fenómeno que ocurre (muuuy resumido) porque partículas del sol alcanzan el escudo magnético de la Tierra y son atraídas hacia el Polo Norte.
El norte de Noruega es uno de los mejores lugares para verlas. Sin duda, toda esta información nos hizo tomar la decisión: queríamos verlas.
Pero bueno, vamos paso por paso. 

¿Dónde las vimos y cómo llegamos?

 
Apenas llegamos a Noruega, nos dirigimos en tren a Bødø y de ahí en ferry a las Islas Lofoten localizadas en el norte de Noruega. 

¿Cómo las encontramos?

Las Auroras Boreales se pueden ver por medio de un tour con guía, o por cuenta propia. Nosotros decidimos salir a cazarlas por nuestra propia cuenta pero antes debíamos informarnos lo mejor posible porque queríamos las mejores condiciones para lograrlo, porque sí, no siempre se ven. Así que, sabíamos que no podíamos quedarnos una sola noche, tenían que ser al menos tres para aumentar las posibilidades. Nuestra estadía fue en un pueblo impresionante llamado Moskenes.
 
En el  primer día llegamos como a las 4:00 pm en ferry a Moskenes (a esta hora ya no había nada de luz, había anochecido), nuestro alojamiento estaba a una distancia caminable desde la estación del Ferry. La dueña del lugar nos estaba esperando para acompañarnos, y ahí empezó la travesía. Ella no hablaba inglés, tampoco español y nosotros mucho menos noruego, a punta de señas pudimos comunicarnos y fue muy amable de llevarnos a un supermercado. Compramos algunas cosas para el desayuno y descansamos, para en la noche salir a buscar las auroras boreales. 
Nuestro alojamiento:
 
Listo, por ahí de media noche, salimos a buscarlas. Lo importante que debemos saber, es que entre menos nubes, y luces de la ciudad hayan, mejor se ven.
 
Pasaban las horas, y nada, y nosotros con uuun frío porque imaginen la madrugada más la temperatura bajo cero. De hecho, descargamos una aplicación, que avisa cómo está el tiempo y si hay probabilidades de verlas. Esa noche, el app nos decía que no se iban a ver. Y, lastimosamente estaba en lo correcto, la verdad esto fue como un balde de agua fría porque teníamos mucha ilusión. De vuelta al hospedaje y a dormir.
 
Al día siguiente, aprovechamos y fuimos a conocer una playa chivísima que se llama Haukland beach, la pasamos increíble y ha sido de los mejores paisajes que hemos tenido la oportunidad de conocer.
Como anochece temprano, nos devolvimos relativamente temprano y muy emocionados porque era nuestro segundo intento de verlas. Pero, la verdad, no habíamos visto nada de información en el pueblo, tampoco hablado de eso con un local. En nuestras mentes, encontraríamos al llegar tal vez una valla o un flyer, algún tipo de información que hable de esto, pero nada. Entonces, en una estación de gasolina le preguntamos a una muchacha que si ella las había visto y de la manera más casual nos contestó “claro, de hecho ayer después del trabajo camino a mi casa por esta acera las vi, nada más traten de alejarse de las luces de la ciudad”. Y bueno, hasta celebramos. Apenas nos dijo eso empezamos a correr en dirección contraria a las luces de la ciudad, con una adrenalina indescriptible, y ahí fue la primera vez que las vimos. Parecía como un foco enorme verde en el cielo, es muy impactante, porque es algo a lo que no estamos acostumbrados a ver.
 
Teníamos que devolvernos a nuestro hospedaje en Moskenes, íbamos muy emocionados, porque en realidad ese es el lugar donde en teoría mejor se ven. Listo, llegó la media noche,  (aprendimos de la noche pasada) agarramos cobijas, almohadas, muchas capas de ropa y todo para mantenernos calientitos en esas temperaturas.
 
Caminamos, como 3 kilómetros y encontramos un lugar que se veía cómodo para tirarse boca arriba a esperar y principalmente sin nada de luz.
Pasaron varias horas y no veíamos nada, cuando decidimos irnos, nos volteamos y ¡ahí estaban! uuuffff...increíbles, como un espectáculo de luces en el cielo, nos quedamos durante varias horas más admirándolas.
Quisimos tomarles fotos, sólo andábamos nuestro celular, la verdad es de esas ocasiones en las que uno dice “¿POR QUÉ NO SE VE EN LA FOTO LO MISMO QUE ESTOY VIENDO EN VIVO?”, como cuando la luna está increíble y le tomamos foto con el celular parece una luz de poste jajajaja. Para lograr fotografiarlas bien se necesita una cámara profesional, un trípode, ajustes técnicos, etc…(Ya tenemos una excusa para volver, como si necesitáramos...)
 
La verdad, ese ha sido uno de los mejores días. Recomendamos que lo hagan al menos una vez en sus vidas.

3 comentarios


  • Michelle

    Que increíble!! Alquilaron carro en esta isla? Ay que emoción en verdad!! 🥰


  • Michelle

    Que increíble!! Alquilaron carro en esta isla? Ay que emoción en verdad!! 🥰


  • Ericka

    Que gran aventura, increíble lo bellas que son, también es mi sueño espero poder cumplirlo algún día! Chiva poder comunicarse con algún idioma 😄


Dejar un comentario