Miami, USA

Aprovechamos buenos precios en los tiquetes de avión y nos fuimos para Miami. Tuvimos de todo un poco. Visitamos playas, fuimos de shopping, conocimos los Everglades y manejamos por la espectacular carretera que lleva hasta Los Cayos. 

Día 1 Art District y compras 

Llegamos después del medio día e inmediatamente retiramos el carro de alquiler en el aeropuerto. Nos costó $38 por día. De acá nos fuimos a dejar el equipaje a nuestro hospedaje, el Residence Inn, West FL. El precio de la habitación fue de $120 para 4 personas. Después nos fuimos a almozar a Coyo Taco y aprovechamos para recorrer las calles de Wynwood (Art District) y ver algunos de sus impresionantes graffitis. Aún nos quedaba la tarde libre así que nos fuimos al Dolphin Mall, que en teoría es el outlet más grande de Miami. Hicimos nuestras primeras compras, acá pasamos el resto de la tarde y noche, hasta que lo cerraron a las 9 pm. Regresamos al hotel para descansar.

Día 2 Everglades

Amamos conocer los atractivos naturales que tienen los lugares que visitamos y en esta ocasión no nos queríamos perder los Everglades. Es uno de los humedales más importantes de Estados Unidos, incluso desde el avión se puede observar su inmensidad. Manejemos cerca de 1 hora hasta Everglades City, donde salen varios de los tours para hacer el recorrido. El tiquete lo compramos en linea acá, el día anterior. El precio es de $42 adultos y $26 niños. Había campo para las 12 md, así que íbamos con buen bloqueador y gorra. El tour tarda 1 hora aproximadamente y se recorre en un hidrodeslizador (airboat). Se cruzan varios canales naturales del humedal y muchas veces se forman túneles de árboles que hacen la experiencia super chiva (y menos caliente). Una de las cosas que nos sorprendió es que los botes van bastante rápido e incluso le meten una dosis de aventura pasando super cerca de las raíces y girando de manera repentina, hasta nos mojamos, fue muy divertido (se nos fue volando una gorra, pero la logramos rescatar). Vimos varios cocodrilos y muchas aves. Fue una experiencia muy bonita. 
Después del tour nos fuimos a almorzar a Havana Café, recomendando por el capitán del tour, Steven. Y resultó una muy buena recomendación, probamos el sanguche cubano y un plato que era como un casado tico, muy rico. Después de esto nos fuimos a conocer el centro de Everglades City, tiene una iglesia y varios edificios muy llamativos. Regresamos a Miami, aún era temprano así que pasamos al Sawgrass Mills para ventanear y ver si algo se nos pegaba.

Dia 3. Key West / Cayo Hueso. 

El sur de Florida está formado por un archipiélago que tiene más de 1700 islas y algunas de ellas están conectadas por la Overseas Highway que llega hasta Key West, el punto continental más al sur de Estados Unidos. Manejamos más de 3 horas, la mayoría del tiempo cruzando islas y puentes espectaculares, hasta llegar a Key West. Es de esos lugares que solamente el camino ya vale la pena. Lo primero que hicimos fue visitar Fort Zachary Taylor Historic State Park, acá hay un fuerte que fue construido en 1845 y se mantiene en muy buen estado, conservando algunas de sus estructuras originales. También hay lugar para almorzar (tipo comidas rápidas), frente a la playa del parque. Almorzamos en la playa y después nos metimos al mar un buen rato, es una playa de arena blanca y agua tranquila y cristalina. Acá hay duchas y lugar para cambiarse. El precio de la entrada para 2 personas en 1 carro es de $7 y $0.5 por cada personas adicional en el mismo carro. 
Después nos fuimos para el centro a caminar por las calles de Key West y visitar lugares emblemáticos como el monumento del punto más al sur de Estados Unidos, la casa del escritor Ernest Hemingway y recorrer la Duval Street (demasiado chiva). Nos fuimos a ver el atardecer al Mallory Square, mucha gente hace lo mismo y nos dimos cuenta por qué. Después de esto, volvimos a Duval Street a cenar, encontramos una pizzería que salía muy bien evaluada (OnlyWood) y así terminamos nuestro día en Key West, a las 9:30 pm íbamos de regreso para Miami. 

Día 4  Playa, compras y Miami de noche. 

Nos faltaba visitar el centro de Miami y sus playas. Nos fuimos para South Beach bien temprano, así que no había mucha gente, el mar estaba delicioso y la playa casi vacía. También nos tomamos la típica foto con los puestos de salvavidas que son todos de distintos colores y diseños. Acá también hay duchas para usar después de ir al mar. Nos recomendaron Dr. Limón (hay varios por todo Miami) para almorzar y fuimos a probarlo, es comida peruana y estaba espectacular, nos pedimos un risotto que estaba delicioso y un sushi también muy bueno. Después de acá nos fuimos al Aventura Mall para hacer las últimas compras y favores del paseo, acá el tiempo se nos fue volando y cuando nos dimos cuenta ya era de noche. Queríamos ir a comer al Shake Shack del centro, entonces fuimos al centro de Miami a comer estas hamburguesas que no pueden faltar en un viaje a Estados. Luego nos fuimos en carro para Design District y caminamos un poco en medio de los particulares edificios y atracciones de arte público como el Fly's Eye Dome. Nos imaginamos que de día se debe ver bonito también. Ya el cansancio no estaba pegando y nos regresamos al hotel. Al día siguiente ya tocaba nuestro regreso a San José. 
Llevar:
• Tenis o burros, nosotros llevamos las Canyon.
• Mochila Monteverde. 
• Hidratación (botella térmica) y comida. 
• Bloqueador
• Ropa cómoda 
• Ropa de cambio 
Por supuesto apenas llegamos lo que hicimos fue rasparlo en nuestro mapa del mundo
Si te gustó esta entrada al blog, es muy probable que te interese leer de nuestro Viaje a Colorado

Leave a comment