Catarata El Indio, Puriscal

Hemos visitado varias veces Puriscal, nos encanta la ruta, las vistas y todo lo que hemos conocido, lo mejor de todo es que cada vez que lo visitamos, nos damos cuenta que nos falta mucho por conocer y esta vez no fue la excepción. 
Salimos bien temprano de la casa por que había que estar a las 8:00 en Mastatal de Puriscal y se duran 2 horas y media desde San José. Nos hicimos unos burritos de desayuno para ir comiendo en el carro porque íbamos apenas de tiempo.
La ruta es muy tranquila, después de Puriscal son 42 km, de los cuales 20 son de lastre. Está en buen estado y cualquier carro puede llegar, sin embargo hacemos la aclaración ya que un carro bajo tendría que ir lento en algunas partes. Habíamos hecho la reservación dos días antes y esto ya lo sabíamos. Es necesario reservar con anticipación, ya que el recorrido es guiado. 
Llegamos a Villas Mastatal a buena hora, donde nos recibieron Javier, Raquel y su hijo Andrés. Con ellos habíamos hecho la reservación. Desde acá nos fuimos en el carro de ellos hasta donde inicia la caminata. Dependiendo de las condiciones la caminata puede ser de 6 u 8 km. A nosotros nos tocó de 6 km, 3 km de ida y 3 de regreso. Se inicia caminando entre potrero con vista hermosa  y después se baja hasta el río, lo que resta de la caminata es a lado del río o a través del río, hay algunas partes con barro pero no muchas, la caminata en general es bastante tranquila. Javier y su hijo Andrés eran nuestros guías. 
Llegamos a la parte de arriba de la catarata, eso nos gustó mucho, es algo que no siempre se puede hacer. Desde acá la vista es increíble y hay hasta una poza riquísima, es como una piscina solo que rodeada de bosque y con vista a la caída de la catarata. Acá es rico quedarse un rato para refrescarse y hasta para comer algo. 
Después bajamos por un sendero como de 60 metros, un poco empinado pero con cables para agarrarse y llegamos la mitad de la catarata, hasta acá es lo máximo que se puede descender y donde mejor se ve. Acá fue donde pasamos más tiempo. Nos metimos debajo de la caída de agua, nos sentamos al frente de la catarata y tomamos fotos. Acá recomiendan andar sin zapatos pero con medias, es la mejor forma de caminar sobre las rocas mojadas. Pasamos un gran rato en la zona donde cae el agua, hay mucho campo y el paisaje es inmejorable, dan ganas de quedarse todo el día. El día estaba bastante soleado entonces era imposible no querer meterse debajo del chorro de la catarata. En el lugar también hay espacio para quedarse comiendo o descansando un rato. 
Nosotros nos quedamos un ratito y empezamos nuestro camino de regreso. Es por el mismo sendero de la ida, la única diferencia es que al final toca subir en lugar de bajar, en la parte del sendero donde hay menos sombra, apenas para sacar es última gota de sudor. En poco minutos ya estábamos en el carro de camino a Villas Mastatal para almorzar, son como 5-10 minutos de recorrido. 
Nosotros pagamos la caminata con el almuerzo incluido, en total son ¢12.000. Es una muy buena opción, la comida estaba lista cuando llegamos y no esperamos casi nada, un delicioso y abundante casado y para tomar una limonada (con limones de la finca). 
* El almuerzo puede pedirse vegano y/o vegetariano. 
Nos quedamos conversando con Javier y Raquel sobre todos los atractivos que tiene esta zona, definitivamente vamos a volver. En Villas Mastatal hay hospedaje tipo hotel y también tipo hostel, entonces pensamos volver para quedarnos y visitar más, ahí no más está el Parque Nacional La Cangreja, que no conocemos. De fijo volveremos. 

Datos y recomendaciones

Cómo llegar: waze 
Contacto: 8890-1462. Es necesario reservar y se puede ir cualquier día de la semana. 
Precio: ₡12.000 (incluye guía y almuerzo). ₡8.000 sin almuerzo
• Caminata de 6-8 km (en total) 
• Dificultad: intermedia. 
• 20 km del camino es de lastre (en buen estado cuando fuimos)
• Se pueden llevar mascotas (que sean muy aventureras). 
• Hay parqueo, baños y donde cambiarse. 

Llevar:
• Tenis o burros
• Hidratación y comida. 
• Bloqueador y repelente 
• Ropa cómoda 
• Ropa de cambio 

 

 


1 comentario


  • Mela

    Excelente información. Gracias!


Dejar un comentario