Nuestro Viaje por Argentina

En 2017 por razones laborales tuvimos que viajar a Argentina, aprovechamos y nos fuimos 15 días antes para conocer este país que tiene tantas cosas lindas. 
El plan era visitar Buenos Aires, Las Cataratas de Iguazú, El Calafate y Tierra del Fuego. Si daba tiempo podríamos visitar algo más, sin embargo muchos de los traslados son en avión, por ende caros entonces con esos 4 era suficiente para nuestra billetera. 

Buenos Aires

Llegamos al aeropuerto de Aeroparque y nos fuimos para nuestro airbnb, Buenos Aires tiene un aire de ciudad europea, con muchos edifcios del siglo XIX, algunos mejor cuidados que otros. También tiene cosas de ciudad grande, que no hace falta visitar ningún lugar específico para disfrutar y admirar su belleza. Nosotros decidimos vistar lo principal. El primer día nos fuimos en bus hasta Caminito, ahí almorzamos y como está tan cerca, nos dimos una vuelta por las afueras de La Bombonera. Es un barrio muy particular y colorido, y en las afueras del estadio siempre hay un ambiente futbolero, como si todos los días hubiera partido.
El segundo día fuimos a caminar por Puerto Madero, ahí nos comimos un helado y caminamos por el Puente de la Mujer, ahí cerca está El Obelisco y la Casa Rosada, también los vimos. Después de eso nos fuimos en ''subte'' (metro) para el Barrio de Nuñez, donde está el Estadio Monumental de River Plate, lo visitamos por fuera y pasamos a la tienda a ver. Y por último nos regresamos al centro de la ciudad y nos traladamos al barrio de San Telmo, ahí hay un mercado super lindo y como era domingo, estaba la Feria de San Telmo, que nos encantó, hay mas de 270 puestos con venta de artesanías y antigüedades. 
Buenos Aires es una ciudad enorme con muchísimas cosas por conocer, sin embargo en este viaje el objetivo era visitar más lugares. Tocaba volar hacia nuestros destinos del sur. El vuelo salía de Aeroparque hacia El Calafate. 

El Calafate

Después de 3 h 20 min de vuelo llegamos a este lugar mágico. Desde el pequeño aeropuerto nos fuimos en taxi hacía el centro. El viaje lo hicimos en verano, entonces aunque estábamos muy al sur, era un frío soportable, entre 19° - 10° grados celsius. De nuevo nos hospedamos en un Airbnb y le pedimos al taxista que nos dejara ahí, dejamos las cosas e inmediatamente nos fuimos caminando a concer el centro. Es como una pequeño pueblito rodeado de praderas y lagos, un poco más lejos, glaciares, está lleno de cabañitas, hoteles pequeños, restaurantes y lugares para comprar los tours. Aprovechamos, buscamos agencias para hacer los tours y reservamos ahí mismo. Teníamos 3 días completos así que Perito Moreno, Torres del Paine y Ríos de Hielo fueron los tours que escogimos, todos son de un día y nos recogían en el Airbnb. 
El primero que hicimos fue Perito Moreno con caminata sobre el glaciar, fue nuestro favorito. Ver ese imponente glaciar (que estudiamos en el cole) desde las pasarelas es impresionante y más aún recorrerlo caminando con zapatos especiales para el hielo, es una experiencia única. Regresamos molidos pero listos para el día siguiente. 
Torres del Paine queda en la Chile y de todos, era el viaje más largo. Íbamos en un bus tipo 4x4, como para expediciones de NatGeo. Después de cruzar la frontera, nos topamos unos guanacos en la carretera, el bus frenó y nos bajamos a tomarles fotos, eso estuvo muy lindo. En el camino el bus paró varias veces para que contemplaramos diferentes paisajes, super chivas.
Llegamos al Parque Nacional, muchas personas dicen que es la 8va Maravilla del Mundo, creemos que merece esa distinción. El guía nos explicaba muchas cosas del lugar e hicimos una pequeña caminata cerca de un lago y al lugar donde mejor se ven los cuernos. Es un lugar de cuento, incluso nos parece que merece más tiempo para recorrerlo con calma y visitar sus rincones más especiales. 
Nuestra última actividad era la más tranquila, por eso la dejamos para el final. Ríos de hielo es un tour en una embarcación que recorre parte del Lago Argentino. Se dirige a los canales Upsala y Spegazzini, y al final de cada uno, sus respectivos glaciares. La embarcación es especial para poder apreciar el paisaje desde adentro o desde afuera, todo se ve mejor desde la parte de afuera, claramente.
Es impresionante poder observar el glaciar más alto (Spegazzini) y el más grande (Upsala) del Lago Argentino. En todo el recorrido se observan enormes témpanos de hielo que también son impresionantes y lindos de fotografiar. Fue el perfecto broche de oro para nuestros tours en El Calafate.

Ushuaia, Tierra del Fuego. 

Siguiente parada, el fin del mundo. 
Después de un vuelo corto desde El Calafate, llegamos a la ciudad más austral del mundo. Apenas llegamos, nos fuimos a caminar por el centro de la ciudad, parece un poco Noruega o algún país nórdico, con tintes sudamericanos y también hay mucho por hacer, museos y lugares históricos (también fuimos al famoso rótulo). Rápidamente coordinamos dos tours, uno a la Laguna Esmeralda y al Parque Nacional Tierra del Fuego. 
 
La laguna queda relativamente cerca del centro de la ciudad (18 km), la buseta nos dejó en la entrada del sendero y ahí empezamos a caminar. Al inicio se pasa por un pequeño bosque y poco a poco se acaban los árboles grandes y se pueden ver las montañas que están cerca. De camino vimos una presa de castores sobre el río, como las de los castores cascarrabias.
Después de 2 h caminando llegamos a este precioso lugar, la laguna se ve hasta que estamos bien cerca. Sin palabras. Dan ganas de pasar todo el día acá, contemplando la laguna y sus montañas. El tour lo hicimos sin guía así que nos quedamos acá todo el rato que quisimos, nos comimos unos sanguches y regresamos.
Al día siguiente íbamos al Parque Nacional Tierra del Fuego. 
Este parque tiene varios senderos, nosotros elegimos la Senda Costera. Es un sendero de nivel intermedio, 8 km. Se camina, como su nombre lo dice, a la orilla de la costa. El sentimiento de ver el mar y saber que hacia el sur no hay más continente, es mágico, es el fin del mundo.
Se disfruta todo el camino, se ven aves y otros animales, y hay algunas playitas donde se puede bajar y tocar el agua. Al final del sendero llegamos al restaurante del parque nacional, donde probamos una de las mejores comidas de todos nuestros viajes, un cordero que nos dejó impactados y pudimos guardar hasta para la cena de ese día. Nos regresamos como vinimos, en bus al centro de Ushuia. Nos quedaba una noche y al día siguiente vuelo de regreso a Buenos Aires. 

Cataratas de Iguazú

Esta vez llegamos tarde al aeropuerto y el vuelo a Misiones (Cataratas) salía a las 6 am, así que decidimos dormir en el aeropuerto, no nos parecía lógico pagar un hospedaje para dormir 3-4 horas. Como lo podrán imaginar,  no fueron las horas más cómodas.
 Nuestra visita a las Catarata nos tomó al final del viaje, nos quedamos en el lado argentino. Conocimos un taxista muy buena gente que practicamente fue nuestro guía en los tres días que estuvimos acá. En la noche nos fuimos caminando al centro y cenamos, el centro tiene mucha vida y hay muchos bares y restaurantes para los visitantes y locales. El presupuesto hizo que tuviéramos que elegir en visitar las cataratas del lago argentino o brasileño. Elegimos el lado brasileño y nos encantó, nos fuimos del hotel hasta las cataratas con el taxista, el nos dejó en la entrada y quedamos a una hora para el regreso.
Desde que entramos ya sentíamos que estábamos en otro mundo, parece una atracción de Disney o Jurassic Park, el clima era caluroso y húmedo. Decidimos hacer el tour en lancha que se acerca a la caída de las cataratas, fue lo mejor del día. Después del recorrido en lancha, hicimos el recorrido caminando, se puede ver la inmensidad de esta Maravilla Natural del Mundo y verla desde lejos, hasta acercarse y mojarse a pocos metros de la caída de agua. Acá nos dimos cuenta que es necesario una capa (o poncho) o doble ropa. Estar cerca de esa caída de agua tan imponente fue uno de los mejores momentos del paseo. Después de esto comimos en uno de los locales de comida rápida del lugar y nos fuimos de regreso para el hotel. 
Al día siguiente visitamos Las Minas de Wanda, queda a 40 km de misiones.  Es uno de los principales atractivos de este lugar, después de las cataratas. Es una mina donde podemos observar rocas como amatista, cuarzo, topacio, citrino, rodocrosita, aragonita y ágata azul.
Resulta muy interesante visitar esta mina, observar las maravillas del mundo subterráneo y escuchar la expliación de como se formaron. En lugar se hace un recorrido que tarda unas 2 h y se puede comer y comprar algunas rocas ahí mismo. A nosotros nos gustó mucho. 
Y hasta acá llegaba nuestro viaje, solo nos restaba regresar a Buenos Aires para tomar el vuelo de regreso a Costa Rica. 
 

Recomendaciones:

• Tomar en cuenta que las distancias en Argentina son largas al ser un país tan grande, comprar tiquetes de avión para desplazarse es una buen idea.
• Para tener siempre internet, durante viajes como este en América, una muy buena opción y a un precio accesible es kölbi. Funciona para clientes tanto Prepago como Postpago, es un beneficio que aplica de manera automática a todos los clientes de kölbi en Costa Rica. Para más información de cómo activarlo click aquí.
• En muchos locales no aceptan Mastercard o tarjetas de crédito (sí de débito y VISA)
• Es un país seguro pero como en cualquier lugar hay que tomar precauciones, no andar objetos de valor muy a la vista.
Qué llevar:
• Bloqueador, repelente e hidratación (botella térmica) para los tours
• Mochila cómoda como la Mochila Monteverde 
• Ropa para frío y jacket corta vientos
• Buen calzado, tenis todo terreno 
Si te gustó esta entrada, es muy probable que te interese saber sobre nuestro viaje a Chiapas.

1 comentario


  • Shirley

    Me gustaría saber si se puede ir sin previo paquete, casi que por cuenta propia? Y más o menos cuánto es el costo?


Dejar un comentario